Conexión Más Auténtica Hacia una
CONEXIÓN MÁS AUTÉNTICA


Traducir


by Transposh - Plugin de traducción para WordPress



Contacto:




Twitter

Seguir @ConexMasAutent en Twitter.

Suscribirse a entradas




Buscar




Archivos




Etiquetas




Entradas recientes

Un Premio Nobel de la Paz a la defensa de la infancia desde la No Violencia

Desde esta entrada quiero celebrar que el Premio Nobel de la Paz de 2014 ha sido otorgado a dos personas que defienden los derechos de los niños, niñas y adolescentes desde la No Violencia.

Para mí ha sido una alegría saber que lo van a recibir Kailash Satyarthi, un hombre indio defensor de los derechos de los niños y niñas, en especial de quienes trabajan, y Malala Yousafzai, una adolescente pakistaní que ha luchado por el derecho a la educación de los niños y especialmente de las niñas. Desde el blog de Espirales Consultoría de Infancia hemos hecho una entrada específica donde damos más detalles de los aspectos que allí nos interesan: el trabajo por la infancia desde la participación. Os invito a leer la entrada, donde damos muchos datos y se les puede ver en vídeo a ambos.

Desde este blog sin embargo quiero tratar cómo abordan ambos la No Violencia. Y cómo lo hacen desde la compasión, pero también con gran fuerza. No hablan desde la debilidad ni desde la cobardía. Ya decía Gandhi “Entre la violencia y la cobardía, prefiero la violencia”, y después demostraba que había un camino aún más poderoso que ambas, la No Violencia. Yo veo esto en Kailash y en Malala.

Kailash Satyarthi, a quien tuve el honor de conocer hace unos años en unas jornadas sobre los derechos de la infancia, tiene un trato cercano, con mucho interés por lo que hacemos otros profesionales. Él mismo se considera heredero de la línea de la No Violencia de Gandhi, y ha sido coordinador de múltiples eventos tanto en su país como a nivel mundial, gracias a sus dotes de escucha y de inclusión de todas las partes implicadas. Y eso no le ha quitado fuerza para rescatar a niños y niñas trabajadores de condiciones de explotación, apoyándose en las fuerzas policiales de India y arriesgando su integridad física (ha sufrido heridas en repetidas ocasiones y la pérdida de compañeros de rescate).

Malala Yousafzai se hizo famosa por iniciar un blog para defender el derecho a la educación, especialmente a la educación de las niñas como ella, en una zona de Pakistán ocupada por los Talibanes. A consecuencia de eso los Talibanes intentaron asesinarla, pero afortunadamente ha sobrevivido y sigue formándose, pero ya en el Reino Unido. Malala continúa dando conferencias, como dice ella, “a favor de la educación de todos los niños y niñas, incluidos por supuesto los hijos e hijas de los Talibanes”. Y comenta en el vídeo cómo en su momento, cuando estaba amenazada de muerte, pensaba en cómo responder, y cómo decidió que no quería tomar la línea de la agresión porque entonces se convertiría en lo mismo que quien le agrediera.

Así que me ha llenado de satisfacción el reconocimiento a dos personas y dos formas de ser diferentes (él hombre, ella mujer; él adulto, ella adolescente; él indio, ella pakistaní; él hindú, ella musulmana), que sin embargo están basadas en una mirada compasiva y fuerte a la vez a las realidades humanas, y que llevan a compromisos y resultados concretos, paso a paso. De hecho ya han expresado el interés en trabajar juntos, aunque no se conocían previamente.

Dejo esta entrada como celebración, y también como inspiración. Realmente desde los seres humanos que somos podemos encontrar un camino hacia una Conexión Más Auténtica, y a dar pasos efectivos para resolver problemas muy reales y concretos.

Os invito a investigar un poco más sobre Kailash y Malala, y a que disfrutéis con el ánimo que pueden traernos.

Javier

Nota: es interesante saber que hay una línea de trabajo en Focusing desde la comunidad en Afganistán y Pakistán, en las zonas que han sido más castigadas por los Talibanes, para recuperar el tejido social y la conexión a través de las tradiciones sufíes locales, con la dimensión extra que aporta el Focusing. No creo que Malala conozca este trabajo, pero ahí está otra inspiración más.

Escribir un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR